Últimas Noticias

La espirulina: el oro verde.

1215 Vistas

Tiempo de lectura: 6 minutos

Aquí aprenderás:

  1. 1.¿Qué es la espirulina?
  2. 2.¿Para qué sirve la espirulina?
  3. 3.¿Cómo tomarla?

¿Qué es la espirulina?

 

¿Sabías que si  algún día los seres humanos colonizamos el universo, seguramente nos llevaremos la espirulina?  Esta alga microscópica capaz de hacer fotosíntesis, tiene un alto contenido de proteínas, ácidos grasos esenciales y minerales que la hace uno de los alimentos más nutritivos del planeta. La  NASA incluso piensa que podría servir para iniciar vida en otros planetas por su capacidad de generar oxígeno y reducir el CO2 de la atmósfera [1], [2].

¿Para qué sirve la espirulina?

 

Mejora la nutrición (sin engordarnos) y hasta  reduce el colesterol

 

La espirulina es considerada por las Naciones Unidas y la FAO como el mejor alimento para el futuro. Tiene casi dos veces más calcio que la leche, siete veces más proteína que el tofu, 51 veces más hierro que la espinaca y 31 veces más beta-carotenos que la zanahoria. Contiene vitaminas A, B1, B2, B3, B12, E, K1 K2 y una larga lista de minerales ( fósforo, magnesio, potasio, zinc, yodo entre otros), que hacen de la espirulina uno de los alimentos más recomendados para combatir la malnutrición en el mundo. Como si fuera poco, contiene AGL (ácido gamma linoléico), un ácido graso insaturado que rara vez se encuentra en nuestra dieta diaria y sirve para reducir el colesterol y controlar la obesidad [3], [4].

 

Fortalece la respuesta de nuestro sistema inmune.

 

Los carotenóides de la espirulina incrementan la respuesta inmune y tienen acción anticancerígena. Además,  el aparato fotosintético de sus células, está compuesto por unas moléculas gigantes llamadas ficobiliproteínas que tienen actividad antioxidante y por lo tanto previenen o reducen el daño celular. Por su parte, las superficies de las células de espirulina están compuestas por polisacáridos, que inhiben la replicación del VIH, el Herpes simplex, el virus de la influenza aviar,  las paperas y el sarampión.  Recientemente se han desarrollado estudios que indican que la espirulina podría actuar en la espícula (responsable de la apariencia de corona)  de varios coronavirus, incluido el SARS COVID 19 [5], [6]. 

Previene el envejecimiento y los síntomas de la menopausia

Sus capacidades antioxidantes y anti-inflamatorias previenen el envejecimiento de las células del cuerpo. Adicionalmente un estudio reciente sugiere que para controlar los niveles de glicemia, disminuir la obesidad, bajar los lípidos y reducir la tensión alta,  podría ser usada para tratar el síndrome metabólico relacionado con el envejecimiento y la menopausia [7].

Sirve incluso para las alergias.

 

Según varios estudios, las propiedades anti-inflamatorias de la espirulina han demostrado disminuir la liberación de histamina reduciendo la congestión nasal, los estornudos y la comezón debida a alergias [8].

Espirulina ¿Cómo tomarla?

PT_BF6tgD6J_FUIx9YcB8QpRgY7_gGMJzpPzCPM-Jk-S4hTxzitsZ5S7I43FVjxy3in92T_cmSJdDgI1MFd81riWS4_ab_1Z-VdkqljtAyUkuEq7IlROAzQRZy7atW6aOBtyz6ebbXJ2PUF6zW4dWQ

La espirulina ha sido usada durante siglos en África, en el lago Chad donde la secaban al sol  en forma de galletas. En México, los antiguos aztecas la  recolectaban con redes muy finas  y la convertían en tortillas. Esta tradición se perdió con la llegada de los españoles, hasta que en 1960 fue redescubierta y empezó a ser aprovechada industrialmente.

 

Hoy en día se puede encontrar como suplemento alimenticio en polvo, en cápsulas o tabletas, como sustituto de la harina, en pastas para sopa, salsas, barras nutricionales o combinadas con frutas o vegetales.  Aunque se ha demostrado que la espirulina no tiene ninguna toxicidad, podría estar contaminada y absorber metales pesados del agua donde crece,  por lo cual es mejor usar la espirulina de una marca conocida. 

 

 En Quanta te ofrecemos varias formas seguras de consumirla:



AWBwEW1xRokNjWQGp9AeXIfVK9NNozqxMHiZTwBX9m9FhITRQC7HFJ1roZCu3uheu7UfWmXR958mDVNjAWK1Fgs-pFnPOrkAAVBiOlXhlRzvavW_sOXa60N_OgnFR4M9jgtARENOe01RgJqmIBxivQ




 

zhLMEpLxmKfUAVAWnBewYAf7i6WICnsEhOwk6NismV27z75L_uiiTu33IO3WjAGIvvlWOYyZ1zsva-pIpsCFqdla3U1BzWX04Doj6HS4N6o6coPXV8cmb4Ustwi6Q35rMiiwe1KPLlZ95PNlrK_iIA






pWPuT4yGGmWy53GNJFRUlx1CzTPP9QPKp2lpRtm4PXX-ygoTjN1xRGB7LjpmnVbtZbxEq42UBed9bqPxgzWWEhjzXSr1DpSFIS-k7nJWCB7T5hNWPMrQVoohm78JhsUMAur__xf7gPhqb4HoBLSAtQ






Te dejamos también unas deliciosas recetas con espirulina para que puedas empezar a disfrutarla:



BATIDO DETOX DE ESPIRULINA de @cool_ture food

 

Lc8PWRzcuueOvYI4KV_UPIvUnhSCCmFdj2MrGfzLYmIMMgg7NjsFlMV5yakXAMVFDuSEuOEFfpXyq2VrkcILZftgMxGA-51wVyiZiLQWpIgf7xqU8E1PISZ_ZTic0_rkztP7_rl0LDPJ18RKkiFQgw

 

Ingredientes:

  • •1 pastilla de Spirulina o una cucharadita de Spirulina en polvo (5 g).
  • •Un puñado de espinacas.
  • •1 rodaja de piña.
  • •½ pepino.
  • •Aloe.
  • •1 cucharadita de jengibre rallado.
  • •Zumo de 1 limón.

 

  Preparación:

  • •Verter todos los ingredientes en la licuadora.
  • •Agregar la cantidad de agua deseada.
  • •Licuar hasta obtener consistencia sin grumos.



 ADEREZO DE ESPIRULINA de @thehonestgrazer

 

Ingredientes:

  • • ¼ de cucharadita de spirulina en polvo.
  • • ½ jalapeño o ají verde picado.
  • • 1 diente de ajo machacado.
  • • 6 cucharadas de crema de coco.
  • • 3 cucharadas de jugo de limón fresco.
  • • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • • Una pizca de sal del Himalaya.
  • • Pimienta al gusto.

 

Preparación 

  • •  Mezclar todos los ingredientes en una licuadora de alta velocidad o con un tenedor.
  • •  Servir como aderezo para ensaladas.

 

Bibliografía. 

[1]. https://scielo.conicyt.cl/pdf/idesia/v31n1/art16.pdf

[2]. https://ntrs.nasa.gov/citations/19880002871

[3]. https://www.un.org/en/ecosoc/docs/statement08/iimsam.pdf

[4]. https://agris.fao.org/agris-search/search.do?recordID=US19890065227

[5]. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/?term=spirulina+cancer

[6]. https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.06.20.162701v1.full

[7]. https://www.mdpi.com/1660-3397/18/12/651/pdf

[8]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3136577/#B14

Dejar un comentario

Inicia Sesión para comentar